otras-edificaciones 8 de agosto, 2017

Ventajas y precauciones al construir con estructura metálica

Este sistema constructivo está en auge en centros comerciales y bodegas por ser muy rápido, no obstante hay que fijarse en que cumpla la norma de protección contra fuego.
Concesionario KIA nte Bogotá - Empresa Formas Metálicas

Actualmente una gran cantidad de construcciones, como centros comerciales, bodegas y otras edificaciones, se están haciendo en estructura metálica; ingenieros y arquitectos cada vez más cotizan este sistema constructivo, que anteriormente ni lo consideraban para sus obras.

Luis Alberto Manrique, director administrativo y financiero de la empresa Formas Metálicas, que está desarrollando un concesionario para KIA en el norte de Bogotá, entre otros proyectos, manifiesta que el auge de la construcción en estructura metálica se debe a que el acero es mucho más fácil de trabajar.

“Una construcción que en concreto podría tardar seis meses, con estructura metálica fácilmente se puede reducir el tiempo a la mitad, rinde mucho más”, asegura Manrique.

El director administrativo de Formas Metálicas agrega que aunque  la construcción con estructura metálica puede valer un poco más, se cambiaría la variable del costo por la del tiempo. “Si uno lo ve a la luz de lo que es el costo del proyecto, finalmente termina siendo más económico”.

De otra parte, la estructura metálica es mucho más fácil de reparar, y la duración del acero se estima más larga que la del concreto.

 

Atento a la norma de protección contra fuego

 

Por otro lado, el ingeniero Juan Carlos Salazar, gerente general de PPF( Protección Pasiva contra fuego), informó que actualmente en el país cerca del 60% de construcciones con estructura metálica no cumplen al 100% con la norma de protección contra fuego, la cual se basa en la Norma NSR10/2010 de sismoresistencia en el país.

El no cumplimiento de la norma causaría la generación de multas a las compañías constructoras y propietarios y la pérdida de la licencia a los profesionales involucrados en el proyecto, según la ley 400 de 1997.  

La protección pasiva contra incendio, corresponde a la utilización de tres mecanismos básicos que son pinturas intumescentes, morteros cementicios y placas de fibrosilicato; son métodos de proteger pasivamente una columna o viga metálica, para que no colapse en caso de que haya fuego.

“Lo que hemos podido identificar es que bien sea por desconocimiento de norma, o por temas presupuestales muchas edificaciones, carecen de esa protección pasiva; eso se nota a simple vista, por ejemplo en temas de pinturas, ya que la mayoría son decorativas, por lo cual tienen unos espesores bajos; la pintura intumescente se aplica a un espesor muy alto, para que haga el efecto de aislar térmicamente el acero del fuego”, explica Salazar.

Recomendaciones

El gerente general de PPF, recomienda básicamente seguir los lineamientos del diseñador estructural; la curaduría cuando emite su licencia de construcción, pide que tengan la protección contra fuego, pero muchas veces en el momento de la ejecución no se realiza.

“Es importante tener en cuenta que es un tema de seguridad, es necesario presupuestarlo desde el inicio del proyecto para que no impacte económicamente; y vincular tanto al constructor, al fabricante y al interventor, a todas las entidades que forman parte de la obra para que este asunto empiece a tener la validez que requiere”, señala Salazar.

 

Boletín de Noticias

Reciba las últimas noticias y novedades del sector